Skip to content

ORCE: UN NUEVO HORNO DE PAN

A lo largo de estos meses hemos ido viendo como en la primera década del S. XVII, Orce comienza a recuperarse de la gran crisis que supuso la Guerra de los Moriscos y la primera expulsión. Unos nuevos documentos vienen a reafirmar esta tendencia, dos escrituras de 1608 gracias a las cuales sabemos que la parroquia de Orce decide construir un nuevo horno de cocer pan, pues había necesidad de él. Hasta entonces sólo había funcionado el horno propiedad de los señores de la villa.

Baker of the sixteenth century vintage engraving
Grabado del S. XVI que muestra un panadero en el horno.

Créditos de la imagen

Obviamente si se necesita un  nuevo horno es por una razón: ha aumentado la población lo bastante. A un nivel económico supone un nuevo negocio en la villa, y funcionaba de la siguiente manera. La iglesia de Orce era la propietaria del edificio y como tal, lo da en arrendamiento al mejor postor por un tiempo determinado, quien lo explota y mantiene. Por lo tanto genera riqueza y puestos de trabajo. Allí acuden los clientes del pueblo con sus masas hechas, ya fueran panes, bollos, tortas, etc y a cambio de una cantidad, se las horneaban e iban a recoger sus piezas una vez acabado el proceso. Teniendo en cuenta que la harina era la comida más barata y primaria (no olvidemos platos como las gachas), el horno era básico para el abastecimiento de las familias. Y en este sentido hay que recalcar su otro gran valor, el social. Muchísimas vecinas acudirían allí a llevar sus masas y, lo mismo que en cualquier cola de supermercado de hoy en día, surgen los encuentros, los comentarios, las conversaciones… Un horno de pan era además un punto de encuentro obligado y de interacción social.

El nuevo horno de Orce que en Enero ya estaba comenzado, iba a ser acabado en principio por el maestro albañil Miguel del Mazo, quien ganó la contratación al ofrecerse a construirlo por 550 reales. Las condiciones fueron que “la capilla” del horno se hiciera de adobe y que el suelo fuera de solería, no de yeso ni tierra prensada. Debía acabarlo para el día de S. Juan, pero algo debió ocurrir pues en Octubre aún no se había terminado y volvió a sacarse a concurso el fin de la obra, que fue ganado por el albañil de Caravaca  Francisco López, quien se comprometió a acabarlo en tres meses. Desgraciadamente no dicen nada sobre el lugar o calle donde se hizo la nueva construcción.

Categorías

Orce

Etiquetas

,

historiasdelaltiplano Ver todo

Página dedicada a la difusión del Altiplano de Granada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: