Skip to content

UN APELLIDO DE HUÉSCAR. LOS GARCIA DE LA SERRANA

Los García de la Serrana aparecen en Huéscar ya en la primera mitad del S.XVI. Desconozco su papel o importancia hasta finales del S. XVII, aunque parece ser que algún miembro de esta familia llegó a ser regidor de Baza. Sin embargo su papel en Huéscar fue bastante discreto, perteneciendo a las “familias satélites” de la oligarquía pero no llegando a formar parte de la misma. Destacaron principalmente por la gran cantidad de clérigos que aportaron a las parroquias oscenses durante el XVIII, motivo por el cual tuvieron prestigio social a pesar de no gozar de rentas altas. Estos sacerdotes contribuyeron también al mantenimiento “decoroso” de ciertas ramas, mientras que otras caían abiertamente en la pobreza.

comisaria_baza2_g
Casa de los García de la Serrana en Baza, actual comisaría de la Policía Nacional. Construida por D. Jose García de la Serrana Segura y su esposa Dª Paz Villalobos Villavicencio.

Créditos de la imagen.

El encumbramiento de algunas ramas vendrá en la segunda mitad del S. XIX, ligadas al ejercicio de la abogacía, política y medicina, ya cuando el apellido se había expandido desde Huéscar a Baza, Granada y Madrid.

Este post no habría sido posible sin la investigación de Bruno Jiménez Cabrera, publicada en su libro “Memoria familiar de los Jiménez Cabrera”.

1 – POLÍTICA MATRIMONIAL

Los enlaces que realizan a finales del XVII y durante el XVIII, los relacionan con familias de escribanos, religiosos y linajes menores ligados al concejo, como los Sola Cocostegui, Toral y Ramal, González de la Laguna y los Ruiz Tahuste. También emparentarán con familias del vecino Señorío de Orce y Galera, como los Haro y Ramal o los Romero-Masegosa.

Su discreta posición económica hará que tampoco desprecien los enlaces con familias de clase media como los Abellán, quienes además casi con toda probabilidad eran de origen morisco, o los Brocas, establecidos en Huéscar pero de origen francés.

En el XIX destaca la profunda relación con los Villalobos de Orce, casando entre parientes.

2 – EL PAPEL ECLESIÁSTICO

Una muestra importante de la vinculación de la familia con el sacerdocio, fue la fundación de la Capellanía de los García de la Serrana. Fue creada en 1711 por el presbítero D. Juan García de la Serrana y González de la Laguna, sobre tierras de regadío en Jurena y secano en Perico Ruiz, ascendiendo el total a cerca de 230 fanegas valoradas en 47.850 reales, una cantidad más que suficiente. D. Juan era maestro de gramática en el colegio seminario de Huéscar, en el Convento de Sto. Domingo, e hizo la fundación para miembros de su linaje que quisieran ordenarse, costeando sus estudios. La carga de la capellanía fue de 12 misas rezadas cada año por las almas del fundador y sus antecesores, y el primer llamado fue lógicamente su hermano D. Pedro, quien fue también sacerdote y abogado de la Real Chancillería, siendo promotor fiscal de la diócesis de Huéscar y su partido.

Dos primas de éstos Dña. Isabel y Dña. Tomasa García de la Serrana Ruiz-Tahuste, serán monjas dominicas en Huéscar, y el esquema de dos hermanos sacerdotes volverá a repetirse en sus sobrinos segundos: D. Eugenio García de la Serrana Abellán, beneficiado de Sta. María en Huéscar, y el Dc. D. Felipe García de la Serrana Abellán, quien por testamento en 1770 fundará una memoria de misas por su alma y las de sus padres y hermanos. La memoria consistía en una misa en cada uno de los altares de S. Miguel, Santísimo Crucifijo y Virgen del Campillo de la parroquia de Santiago de Huéscar, en cada festividad de S. Andrés, Santiago Apostol y día de la Cruz. Para ella dejó vinculadas seis viñas con 13.500 cepas y una serie de hazas que sumaban 52´7 fanegas. D. Eugenio por su parte fundará en 1750 tres memorias: la primera por su alma de una misa cantada en Sta. María de Huéscar el día de S. Eugenio; la segunda para el día de S. León, y la tercera el de S. Ildefonso.

3 – LA HIDALGUÍA DE LOS GARCÍA DE LA SERRANA

Parece ser que esta familia fueron hidalgos, aunque en la Chancillería granadina no se conserva ninguna ejecutoria de ellos. El expediente que hay fue formado por el cambio de vecindad de D. Bruno García de la Serrana Jiménez-Tamayo desde Huéscar a Orce, donde se acepta su empadronamiento como tal. Existen documentos en poder de un descendiente sobre la nobleza del apellido, pero no he podido consultarlos.

El lema de la familia es “De García arriba nadie diga, y de la Serrana nada”.

escudogdserrana
Escudo de los García de la Serrana tallado en un  mueble. Fotografía sacada de “Memoria familar de los Jiménez Cabrera” de Bruno Jiménez Cabrera.

4 – ANÉCDOTAS Y PERSONAJES DESTACADOS

  • En 1715 fue encarcelado Alonso García de la Serrana y Ruiz.Tahuste en Huéscar, por los 4.000 reales que debía a la justicia real como arrendador de los Reales Donativos. El encarcelamiento por deudas era muy común, y se terminaba tan pronto como se satisfacía la cantidad.
  • D. Bruno García de la Serrana Jiménez-Tamayo fue un miembro destacado del linaje, avecindado en Orce aunque natural de Huéscar. Allí ejerció algunos cargos de concejo como Padre General de Menores, y fue el quien construyó y poseyó el cortijo de la Cueva de D. Bruno, conocido por poseer una capilla-cueva. Fue probablemente él quien protagonizó una anécdota espectacular que se ha transmitido hasta hoy, según la cual aprovechando unas diligencias que debía hacer en Madrid, el párroco de Orce le encargó la adquisición de un cáliz para el templo. Así lo hizo D. Bruno quien entrando en una platería fue preguntando interminablemente por el precio de distintos cálices. Cansado quien le atendía de contestar a sus preguntas contínuas y dar precios, decidió zanjar la cuestión sacando el cáliz más caro que tenía, y advirtiéndole que no tendría dinero para pagarlo. Sin inmutarse, D. Bruno pidió ver al maestro del taller, y que le pusiera delante todos y cada uno de los cálices de que disponían. Cuando hicieron esto, solicitó el precio del total, dio una señal y expresó su voluntad de comprarlos todos, mandando un criado a Orce para que volviera con la suma en monedas de oro. Una historia maravillosa que nos habla muy bien del orgullo que gastaban estas familias. Años después, durante la invasión napoleónica, fue nombrado alcalde mayor de Orce por el Conde Milhaud, General de División y Comandante de la Vanguardia y Caballería del 4ð Cuerpo del ejército napoleónico, mediante despacho desde Baza el 5-3-1811. No se presentó hasta el día 8, excusando enfermedad, para rechazar el puesto alegando su edad (63 años entonces). No aceptaron la renuncia, ya que nadie quería los cargos designados por el gobierno francés, y D. Bruno decidió torear la cuestión, ausentándose contínuamente y alternando su residencia entre Huéscar y su Cortijo de Jubrena, de forma que a dos de Agosto todavía existían quejas sobre su ausencia.
  • D. José García de la Serrana Brocas será médico y se afincará en Madrid, donde será miembro de la sociedad médica que dará origen al Colegio Oficial.
  • D. Bruno García de la Serrana Brocas será abogado y Juez de Huéscar. Parece ser que fue un hombre con poca sangre, pues de él se comenta una anécdota según la cual lo vieron pasar sobre una mula más torcido que montado. Cuando le advirtieron “¡Don Bruno, que se va Ud. a caer!”, él sólo se encogió de hombros y respondió “así me montó Lucas…” refiriéndose a su criado.
  • De un Andrés García de la Serrana, no se sabe cuál pero ya del S. XIX, se dice que poseía una fuerza desmesurada. Cierta vez viniendo un circo a Huéscar, el director decidió pasear por las tabernas del pueblo para hablar con los parroquianos y promocionar el espectáculo, escogiendo la peculiar estrategia de retar a un pulso a los paisanos. Tan fanfarrón y cansino debió resultarle a D. Andrés, que acabó por aceptar el reto. Y no sólo lo ganó, sino que acabó golpeando la mano de su contrincante con tal fuerza que le fracturó  varios huesos de la mano. Ante este suceso, aparecieron los guardias por el alboroto formado y se llamó al juez, que compareció en la taberna. D. Andrés intentaba excusarse y explicar que todo había sido inintencionado, y en el calor de la discusión golpeó el sobre de mármol de la mesa con el puño, partiendo la misma en el acto.
  • Antonio García de la Serrana, alférez de infantería, recibió la Laureada en 1927 por su acción en Tagsut, Marruecos. A su entierro asistirá el rey Alfonso XIII.

5 – GENEALOGÍA

Primeras décadas del S. XVII

  • Francisco García de la Serrana

    casado con Isabel Ochoa

Padres de

I.1 Pablo García de la Serrana Ochoa

Casa con Magdalena González de la Laguna, de Huéscar. Tuvieron a Antonio (casado con Dña. Antonia Ruiz Ortega), Jacinto (casado con María Leonés, con sucesión), presbítero D. Juan, presbítero D. Pedro, Dña. Isabel (casada con D. Pedro López de Mendoza) y Dña. María García de la Serrana y González de la Laguna (casada con D. Pedro de Espinosa, con sucesión).

I.2 Dña. Ángela García de la Serrana Ochoa, casada con Ventura Barnes.

II  Andrés García de la Serrana Ochoa (t.1717), sigue la línea.
  • casado en Huéscar en 1656 con
    Dña. Ángela Ruiz-Tahuste (t.1684)

Fue administrador del Patronato de Dña. Ambrosia de Baena.

Padres de

II.1 D. Alonso García de la Serrana Ruiz-Tahuste (t.1734)

Casado en Huéscar con Dña. Luisa Bernarda Abellán, padres del presbítero D. Eugenio García de la Serrana Abellán, beneficiado de Sta. María de Huéscar, y el Dc. D. Felipe, beneficiado de Santiago.

II.2 Dña. Cristina García de la Serrana Ruiz-Tahuste, casada con D. Pedro de Toral y Ramal, regidor de Huéscar. Con sucesión.

II.3 Dña. Isabel García de la Serrana Ruiz-Tahuste, monja dominica en Huéscar.

II.4 Dña. Tomasa García de la Serrana Ruiz-Tahuste, también dominica.

III Francisco García de la Serrana Ruiz-Tahuste, sigue la línea.
  • casado con Dña. Francisca de Haro y Ramal (1673-c.1752, familia originaria de Galera)

Padres de

III.1 Lorenza García de la Serrana Haro (casa con Baltasar Ruiz-Coello, sin sucesión)

III.2 Dña. Juana García de la Serrana Haro (casa con Bernardo de Sola Cocostegui)

IV Andrés García de la Serrana Haro (1716-), sigue la línea.

IV Andrés García de la Serrana Haro (1716-)
  • casado con
    Dña. María Antonia de Masegosa Jiménez-Tamayo (1714-)

Padres de

IV.1 Manuel García de la Serrana Masegosa

V Bruno García de la Serrana Jiménez-Tamayo (1748-)
  • casado con
    María Prieto, natural de Almoradí (Valencia).

Padres de

VI Andrés García de la Serrana Prieto
  • casado con
    María de la O Brocas Burruezo, hija de un comerciante francés y una dama de la oligarquía caravaqueña.

Padres de

 VI.1 Andrés García de la Serrana Brocas, casado con Dª Angustias Mellado Castellar de Orce, con sucesión.

VI.2 Bartolomé García de la Serrana Brocas

VI.3 Antonio García de la Serrana Brocas

VI.4 José María García de la Serrana Brocas, casado con Dña. Petra Rufo Grimaldi, con sucesión.

VII D. Bruno García de la Serrana Brocas, sigue la línea
  • casado con
    Dña. Herminia María de la O Vázquez-Quevedo y Brocas (1816-), primos.

Padres de

VII.1 Herminia García de la Serrana Vázquez

VII.2 Bruno García de la Serrana Vázquez

VII.3 José García de la Serrana Vázquez

VII.4 Antonio García de la Serrana Vázquez (militar)

VII.5 María Concepción García de la Serrana Vázquez (1865-1945), casada con
Luis Jiménez Dueñas, con sucesión.

historiasdelaltiplano Ver todo

Página dedicada a la difusión del Altiplano de Granada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: