Skip to content

¿ Por qué eran cinco los altares del Corpus en Huéscar?

Ha pasado ya la festividad del Corpus este Domingo pasado, que se celebra con especial solemnidad en Huéscar. La víspera de la fiesta se montan tradicionalmente altares que son visitados por la capilla musical, cantando los villancicos que para esta fiesta religiosa compuso el último maestro de capilla que tuvo Huéscar, D. Juan María Guerrero de la Plaza. Sin embargo el hecho de que fueran cinco no responde a una casualidad, ni es por el número de vecinos que estén dispuestos a hacer uno. La cuestión es más antigua de lo que aparenta.

Desde los inicios de la incorporación a Castilla (NO reconquista, el Altiplano ni siquiera se conquista, fue entregado tras negociación), esta fecha se vivió con especial solemnidad entre los oscenses, fundando de hecho la que parece ser la hermandad más antigua de la provincia granadina (ver el artículo de Gonzalo Pulido sobre la Hermandad del Santísimo). El concejo, antiguo ayuntamiento, ordenaba además a los vecinos por cuyas calles pasaba la procesión a que las limpiaran, así como a adornar sus balcones y ventanas. El no cumplimiento de esta ordenanza era penado con multa, así como la no asistencia de corporaciones civiles a la procesión, debidamente organizadas y en orden según un estricto protocolo. Y es que en Huéscar, a diferencia del resto de poblaciones de la comarca, existieron gremios organizados profesionales ya que la cantidad de habitantes y la riqueza de la ciudad lo demandaba. Y eran estos gremios precisamente los encargados de montar, en honor al Santísimo, los altares de cultos para la procesión. Concretamente cinco altares por cada uno de los cinco gremios más antiguos, que provocaron no pocos pleitos, encontronazos y escándalos en procesiones por piques y rivalidad para colocar sus pendones en un lugar más privilegiado del recorrido.

De los documentos que encontré cuando investigué el S. XVIII en Huéscar, puedo afirmar que los dos gremios más antiguos fueron el de los sastres y el de hortelanos y peujareros, quienes en 1702 aún seguían en juicios y discusiones por demostrar quién era más principal. También, precisamente por una discusión y enfado en la procesión general de Semana Santa de ese mismo año, sabemos que había otros tres gremios establecidos: alpargateros, zapateros y arrieros. A estos probablemente habría que sumar al menos dos, los gremios de albañiles y carpinteros. Gremios con facultades para nombrar maestros y examinar aprendices. Gremios que dejaron una tradición de  altares que, 500 años después, siguen montándose conformando una vía sacra para la procesión.

Categorías

HISTORIA, Huéscar

historiasdelaltiplano Ver todo

Página dedicada a la difusión del Altiplano de Granada

One thought on “¿ Por qué eran cinco los altares del Corpus en Huéscar? Deja un comentario

  1. Los altares tradicionales de Huescar son 5, y he pretendido explicar el porque. Ten en cuenta que hablo desde una tradición de 500 años, no de los últimos 90 o 100. Supongo que debo corregir el post para aclaralo, gracias por hacerme caer en la cuenta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: